Desinfección


Introducción:
La desinfección es una técnica de saneamiento que tiene como finalidad la destrucción de los microorganismos patógenos que pueden afectar la salud humana (bacterias, virus y hongos), en los ambientes en que puedan resultar nocivos, mediante la utilización de agentes fundamentalmente químicos.
El hombre como constituyente de la naturaleza, vive en íntima relación con ella, y así como goza de sus beneficios, es vulnerable a los perjuicios que la misma puede producirle.
Al igual que otros seres vivos, forma parte del medio ambiente que lo rodea y está sometido a sus factores, ya sean biológicos, físicos o químicos. Puede decirse que la sobrevida del Hombre está condicionada a esta interrelación. Microorganismos presentes en el Hogar, Trabajo, Locales de Estudio, etc.
Dentro de nuestro habitat podemos encontrar una amplísima variedad de microorganismos como bacterias, virus, hongos, etc. Elementos de uso generalizado como son acondicionadores de aire, inciden en la proliferación de los mismos ya que al no haber renovación de aire dentro de los ambientes, los gérmenes se multiplican formándose poblaciones muy numerosas. Las moquettes y alfombras también ofrecen condiciones ideales para la instalación de microorganismos ya que la higiene no puede realizarse en forma adecuada ni con la frecuencia requerida.

Las plagas como vectores de enfermedades:
Las plagas domésticas son responsables de un alto porcentaje de contaminaciones en nuestros Hogares, en los Comercios donde adquirimos y consumimos alimentos y otros elementos, en las Fábricas donde estos se procesan, en los vehículos donde son transportados, en los establecimientos agropecuarios donde se producen, etc.
Las plagas de mayor potencial transmisor de microorganismos, por sus características de transitar por elementos contaminados y luego hacerlo sobre nuestros alimentos, áreas de manipulación de los mismos, zonas de descanso, áreas de tránsito etc., son: Moscas, Cucarachas, Ratas, Ratones, Hormigas, Babosas,

Por consiguiente un proceso de desinfección debe estar ligado a un Control de Plagas, o expresado de otra forma, cuando se realizó un servicio de eliminación de alguna de plagas detalladas, a continuación se debería realizar una Desinfección con el objeto de eliminar los microorganismos diseminados por estas.

Definición de Desinfección:
Se trata de mantener los niveles de contaminación microbiana dentro de los límites considerados aceptables, desde el punto de vista teórico-sanitario, en función del riesgo que representa en cada caso sobre la actividad que se realiza en el lugar concreto.
La desinfección puede realizarse mediante la utilización de agentes físicos y químicos. Son muchas las sustancias químicas que destruyen las bacterias, los virus y los hongos; siendo los compuestos oxidantes clorados (lejías, hipocloritos etc.) los más utilizados en la desinfección de superficies por fregado.

Desinfectantes o agentes antimicrobianos:
Son sustancia químicas que matan o inhiben el desarrollo de los microorganismos.  Como medida preventiva en éste campo se deben emplear productos de amplio espectro de actuación contra virus (Hepatitis...), bacilos (Koch tuberculosis), bacterias Grahm positivas o negativas, Salmonellas,esporas hongos, gérmenes aerobios, anaerobios, micrococos, estafilococos, estreptococos, etc.

Técnicas de aplicación:
Este tipo de desinfectantes deben ser aplicados con equipos de Bajo Volumen (BV) o Ultra Bajo Volumen (UBV), buscando la formación de aerosoles con gotas muy pequeñas que se mantengan en suspensión en el aire y sean arrastradas por las corrientes hacia zonas de difícil acceso, posándose en todas las superficies. Si lo que se desea es desinfectar una superficie determinada se aplicará una Aspersión (Alto Volumen) sobre la misma.

Frecuencia de las aplicaciones:
Para lograr resultados permanentes es aconsejable que luego de hacer un tratamiento inicial, la buena situación sanitaria se mantenga mediante la realización de mantenimientos periódicos que impedirán el resurgimiento de estos microorganismos.
Estos tratamientos se aconsejan muy especialmente en ambientes de riesgo como lo son aquellos que poseen aire acondicionado, moquettes, etc., o en aquellos que por la existencia de enfermos, mucha circulación de personas, presencia de plagas como moscas, cucarachas, hormigas, roedores, etc., resulten un peligro potencial para la Salud Humana.